Cuadriláteros

Un cuadrilátero es un polígono de 4 lados.

Los cuadriláteros convexos se pueden clasificar en paralelogramos, trapecios y trapezoides.

Paralelogramos

Sus lados opuestos son paralelos (sus lados son paralelos dos a dos)

- cuadrado: los 4 lados y los 4 ángulos iguales

- rombo: los 4 lados iguales y los ángulos iguales dos a dos

- rectángulo: los lados iguales dos a dos y los 4 ángulos iguales

- romboide: los lados iguales dos a dos y los ángulos iguales dos a dos

Trapecios

Dos de sus lados son paralelos. A los lados paralelos se les llama bases.

Podemos distinguir 3 tipos de trapecios:

- Trapecio rectángulo: tiene un lado perpendicular a sus bases

- Trapecio isósceles: los dos lados no paralelos miden igual

- Trapecio escaleno: trapecio que no es ni rectángulo ni isósceles

Trapezoides

No tienen lados paralelos

Propiedades de los cuadriláteros

- La suma de los ángulos de un cuadrilátero vale 180º
- Si unimos los puntos medios de todos los lados cualquier cuadrilátero se forma un paralelogramo

- En un paralelogramo la diagonal lo divide en dos triángulos iguales. Además, las diagonales se cortan en el punto medio.